SOZO -Salvación, Liberación y Sanidad Interior

SOZO -Salvación, Liberación y Sanidad Interior

SOZO –Salvación, Liberación y Sanidad Interior

por Mike Harding

Copyright © 2009

All rights reserved.

El texto Bíblico ha sido tomado de la versión Reina-Valera © 1960

Sociedades Bíblicas en América Latina; © renovado 1988 Sociedades Bíblicas Unidas. Utilizado con permiso. Reina-Valera 1960™ es una marca registrada de la American Bible Society, y puede ser usada solamente bajo licencia.

Pastor Mike Harding

Love Gospel Church

P.O. Box 4482

Apache Junction, AZ 85178

480.510.7089

mikecrisharding@aol.com

www.lovegospelchurch.com

 

 

SOZO – salvación, liberación, y sanidad interior

 

Manual de Entrenamiento Para los Equipos del Ministerio de SOZO

 

Propósito: El propósito de la ministración de SOZO es ayudar al pueblo de Dios a encontrar sanidad personal y a vencer y a superar los obstáculos que estorban su progreso y crecimiento espiritual, primariamente a través del ministerio de la liberación y sanidad interior. Los equipos ministeriales de SOZO utilizarán cinco herramientas básicas espirituales: el perdonar, el arrepentimiento, la liberación, sanidad interior, y renovación de la mente. El propósito de este manual es guiar al equipo SOZO como entender y utilizar estas herramientas básicas.

 

 

Sesiones Ministeriales: Un equipo de SOZO (de dos o tres personas) necesitará invertir de una hasta tres horas con una persona a ayudarle a identificar los obstáculos a su crecimiento espiritual, a remover las raíces de estos obstáculos, y a comenzar el proceso de sanidad. Los miembros del equipo deben ponerse de acuerdo de antemano que un miembro del equipo será el líder, y los demás apoyarán con oración. Es muy importante que la persona buscando sanidad sea honesta y abierta con los miembros del equipo ministerial. También es importante que los miembros del equipo guarden como privada y personal toda información compartida durante la sesión ministerial. A veces, varias sesiones serán necesarias para que la persona haga progresos satisfactorios.

 

 

 

El fundamento bíblico para las cinco herramientas

 

EL PERDONAR

 

Versos bíblicos: Mateo 6:12-15, Mateo 18:15-35, Marcos 11:25-26, Juan 20:21-23, Lucas 23:34, Efesios 4:30-32

 

Principios Aplicables: La lección en estos pasajes es que si rehusamos perdonar a otros sus pecados en contra de nosotros, estamos rehusando hacer por otros lo que Dios ya ha hecho por nosotros en Cristo. (Compara y contrasta Mateo 6:15 – antes de la cruz – y Efesios 4:32 – después de la cruz.)La naturaleza de Dios es perdonar y olvidar, pero la naturaleza de Satanás es recordar yacusar. Si rehusamosperdonar a otros, estamos manteniendo un acuerdocon Satanásy por lo tantodándoleuna forma deautoridad legalsobre nosotrosde retenernosen la esclavitudy el tormento. (VerMateo 18:21-35). Sigratuitamenteperdonamos a otroscomo Diosgratuitamente nos perdonó a nosotros, le quitamosa Satanás suautoridad para controlarnos, nos ponemos en acuerdocon Dios, yabrimosel canal para que el poder sanador de Diosfluya ennuestros corazones y almas. Nota:rara vez essuficientehaceruna declaración generalcomo,”Yo perdono a todos.” Por lo general, es necesario examinarnuestros corazones pararesentimientosespecíficosy heridas específicas, y luego aperdonar a esas personasespecíficas porlos delitosespecíficos.

 

EL ARREPENTIMIENTO

 

Versos bíblicos: Mateo 4:17, Romanos 6:16, Colosenses 2:13, Santiago 5:16, 1 Juan 1:9, Salmo 32, 2 Crónicas 7:14

 

Principios Aplicables: El pecado es lo que causó que el hombre cayera de su perfecta posición delante de Dios, que perdiera el dominio que Dios le había dado, y que llegara a ser un esclavo espiritual de Satanás. Cristo tomó en la cruz el poder y las consecuencias de nuestro pecado, pero ahora nos toca a nosotros responder a esta obra completa de Cristo. Debemos honestamente confesar nuestros pecados al Señor y arrepentirnos, buscando hacer la voluntad de Dios. Cuando somos culpables de pecado no confesado y no arrepentido, Satanás sigue teniendo un control o autoridad legal sobre nosotros. Cuando confesamos y nos arrepentimos, somos lavados en la sangre de Cristo, Satanás pierde su territorio legal en nuestras vidas, y somos restaurados al dominio que Dios nos otorgó. Esta herramienta es muy importante porque la persona que haya sido víctima del abuso o maltrato muchas veces se convierte en el abusador, aunque sigue viéndose aún como una víctima. La persona rechazada frecuentemente continúa la cadena, rechazando a otros. La persona abusada frecuentemente continua la cadena, maltratando y abusando de otros. Para realizar sanidad personal, debemos enfrentar la realidad si es que hemos dejado que nuestro dolor sea una justificación para nuestros propios pecados o abusos.

 

LA LIBERACIÒN

 

Versos bíblicos: Lucas 6:17-19, Lucas 8:1-3, Lucas 13:10-13, Mateo 10:1, Marcos 16:17, Hechos 16:16-18, Hechos 19:11-20, Génesis 4:7

 

Principios Aplicables: Los espíritus malignos (ángeles caídos, rebeldes) buscan oprimir y atormentar a los seres humanos, hasta ganar acceso a sus almas o cuerpos. Adquieren la entrada (“puertas abiertas”) a través de nuestros pecados, nuestra falta de perdonar, nuestra participación en cualquier forma del ocultismo, nuestras experiencias de victimización sexual, abuso, u otro evento traumático, y hasta por maldiciones generacionales (el pecado de nuestros antepasados). Provocan el miedo y el tormento, estorban nuestro crecimiento spiritual, y empujan a la gente hacia peor pecado y esclavitud. Perpetúan decepciones y hasta afectan personalidades. Cristo liberaba a la gente de los espíritus inmundos, echándolos fuera con su palabra. Y Él nos dio a nosotros la misma comisión y autoridad. Muchas veces, para liberar permanentemente a la gente, necesitamos ayudarles a identificar y cerrar las “puertas abiertas” del pecado, la falta de perdonar, el trauma, las maldiciones generacionales, etc.

 

SANIDAD INTERIOR

 

Versos bíblicos: Isaías 61:1-3, Lucas 4:17-19, Santiago 1:21

 

Principios Aplicables: La causa principal de un “alma herida” es el rechazo. Uno sufre el rechazo si no es amado, si no es querido o protegido o valorado. Uno sufre el rechazo si es abusado o maltratado por las personas que debían amar, proteger y valorarlo. Muchas de estas heridas suceden en la niñez cuando uno es más vulnerable. Frecuentemente, los padres que han sido heridos emocionalmente en su niñez después causarán heridas de rechazo en sus propios hijos. Las personas que no encuentran sanidad interior puedan pasar todas sus vidas buscando la sanidad personal mientras se sientan siempre inferiores e incompletas. Cristo vino a “sanar a los quebrantados de corazón”, a sanar al hombre interior, para que todos seamos sanos, para que todos realicemos los destinos que Dios tiene para nosotros. Santiago habla de la palabra de Dios que puede “salvar nuestras almas”. La palabra “salvar” es la palabra griega “SOZO”, la cual habla de la sanidad completa del ser humano – espíritu, alma y cuerpo. Los miembros del equipo de SOZO pedirán sanidad interior porque Cristo es el Sanador. Oración para sanidad interior es más eficaz una vez que el perdón y el arrepentimiento le hayan quitado al Diablo su territorio legal en la vida de uno.

 

RENOVACION DE LA MENTE

 

Versos bíblicos: Santiago 1:21, Romanos 12:2, Juan 8:31-32, 2 Corintios 10:3-5, Efesios 4:20-24

 

Principios Aplicables: Las experiencias de rechazo y trauma, palabras críticas, y los susurras de espíritus malignos causan que gente crea mentiras. El auto-imagen y auto-estima de muchas personas, y de hecho, todo su sistema de creencia, han sido formados por las mentiras que el enemigo ha plantado en sus mentes para debilitar y derrotarlas. Le gente debe “renovar sus mentes” con la verdad que se encuentra en la palabra de Dios. El auto-imagen debe ser recreado, o creado de nuevo, con la verdad de lo mucho que Dios les ama y les valora. El conocimiento general de la biblia no es suficiente. Las mentiras específicas y las fortalezas mentales del enemigo deberían ser desarmadas y reemplazadas con verdades específicas de la palabra de Dios. Esto puede ser un proceso extenso, y se requerirá perseverancia.

 

Como Utilizar las Cinco Herramientas

 

Aplique las cinco herramientas en este orden: el perdonar, el arrepentimiento, la liberación, sanidad interior, y renovación de la mente. No obstante, he aprendido que usted tendrá que utilizar estas herramientas como las cinco cuerdas de una guitarra: las utilizará una y otra vez, en diferentes combinaciones, como sea necesario. Habrá traslapo e interconexión.

 

Como Iniciar la Sesión

 

Comienza con oración. Pida que el Espíritu Santo venga en Su manifestada Presencia, que traiga Su sanidad y liberación, que los guie sobrenaturalmente con Su voz y Sus dones, y que les revele todos los problemas ocultos que necesitan ser resueltos en esta sesión. Ofrezca un breve tiempo de alabanza y acción de gracias.

 

EL PERDONAR

 

Entreviste a la persona que está buscando sanidad, pidiéndole que identifique todos sus resentimientos y heridas emocionales, junto con toda desilusión, decepción y amargura. Se debe identificar a las personas que causaron sus resentimientos y heridas, así como la descripción de la causa. ¿Hubo abuso? ¿Traición? ¿Abandono? ¿Le faltó amor? ¿No fue protegido o valorado? ¿Fue criticado injustamente? ¿Hubo maltrato? ¿A quién le echan la culpa por sus problemas? ¿Cuál nombre o rostro aún les provoca dolor, miedo, o ira? Deben anotar cada nombre y la causa u ofensa en al área de las raíces del diagrama “El Árbol del Rechazo”. Después de identificar a las personas y las causas de su dolor o ira, comparta con él/ella los versos bíblicos acerca del perdón, explicándole que, hasta que perdone toda ofensa, el enemigo tiene una “puerta abierta” a su vida. Ayúdale a orar, y si lo requiere, dirija una oración que él/ella pueda repetir. En la oración, hay que perdonar específicamente a cada persona y cada causa en la lista (raíces). Note: a veces uno trata de perdonar “superficialmente”, porque la memoria es muy dolorosa, o porque quiere aparentar perdonar pero realmente quiere guardar el resentimiento. Anime a la persona que perdone del lugar más profundo de su corazón, del lugar donde se siente el dolor. Debería decir algo así: “Yo te perdono, _____(nombre)_____, por _____(la ofensa específica)_____, en el nombre de Jesús.” Es posible que tenga que recordarle que el perdón es un acto de la voluntad, y no necesariamente un sentimiento o una emoción. La sensación de haber perdonado puede venir más tarde; el acto de la voluntad debe hacerse ahora como un acto de obediencia a Dios.

 

ARREPENTIMIENTO

 

Ahora pídale que examine las ramas del diagrama “El Árbol del Rechazo” y que identifique las actitudes, reacciones o patrones de comportamiento que él/ella ha desarrollado en respuesta a las raíces del rechazo. Hay que analizar e identificar como estas actitudes y estos comportamientos son el producto de rechazo (miedo, inseguridad, inferioridad, escapismo, amargura) o los intentos de superar, contrarrestar o contrapesar los sentimientos de rechazo (la ira, el orgullo, la rebelión, el control, el perfeccionismo, competencia, etc.). Pídale que subraye sus actitudes y comportamientos en las ramas del Árbol de Rechazo. Entrevístele más, pidiéndole que descubra toda participación en el ocultismo o cualquier actividad espiritual que no sea de Dios. Estas son “puertas abiertas” peligrosas que se deben cerrar. Además, pídale que describa cualquier comportamiento suyo (actitudes, palabras o acciones) que lastime o que haga daño a otras personas, especialmente a sus familiares y seres queridos. (Las víctimas a menudo se convierten en los abusadores, sin darse cuenta.) Finalmente, pídale que identifique y que describa cualquier otra cuestión de pecado con la cual él/ella haya luchado, y que la confiese y la lleve a la cruz. A continuación, dirija a la persona en determinadas oraciones a confesar todo lo que él/ella ha identificado como pecado. Estas oraciones deben ser lo más específico posible. Ellos deben tomar la responsabilidad personal de los comportamientos y actitudes equivocados, pidiendo a Dios por el perdón y la gracia para superarlos. Note: si ha habido participación en el ocultismo, adivinación o hechicería, hay que verbalmente renunciar y rechazar toda práctica o conexión oculta en el nombre de Jesús. Uno necesita cerrar estas “puertas abiertas” y echar fuera a todos los espíritus correspondientes durante el tiempo de liberación.

 

LIBERACIÒN

 

La liberación es el siguiente paso. Ya hemos visto más arriba en las referencias bíblicas que Jesús echó fuera a un “espíritu de enfermedad”, y que Pablo echó fuera a un “espíritu de adivinación”. También hay referencias en la Biblia a un “espíritu sordo y mudo”, un “espíritu inmundo”, un “espíritu de miedo”, un “espíritu de celos”, un “espíritu de fornicaciones”, un “espíritu del anticristo”, y muchos más. Por lo tanto, podemos concluir que los malos espíritus (ángeles rebeldes) se pueden identificar por el trabajo que hacen, por los pecados que promueven, o por el tipo de tormento que causan. También leemos que Jesús echó fuera de María Magdalena a siete demonios, posiblemente mientras Jesús le ministraba a ella algún proceso de sanidad interior y liberación. Así que ahora vamos a ministrar en la liberación. Vamos a utilizar la lista de los pecados y los frutos del Árbol del Rechazo para identificar cuales espíritus probablemente estén presentes. Algunas de las actitudes y comportamientos en la lista serán espíritus, o demonios. Otros serán simplemente “fortalezas” mentales que pueden ser vencidos con el arrepentimiento y la renovación de la mente. No obstante, nos ocuparemos de todo lo que hay en la lista como si fuera un espíritu. (Mejor asegurarse que lamentarse.) Además, usted puede referirse a la lista de los espíritus raíces y sus descripciones en el Apéndice A de este manual. Revise esa lista, buscando descubrir cualquier otro demonio que esté presente para echarlo fuera durante esta sesión de liberación. Por último, pidan al Espíritu Santo que les de a los miembros del equipo SOZO palabras de conocimiento y el don del discernimiento de espíritus para identificar cualquier otra cosa que pueda haberse pasado por alto. A continuación, inicie el tiempo de liberación. Usted mandará a los espíritus que se vayan, y la persona repetirá los mandatos. (Queremos que la persona esté ejerciendo su propia voluntad contra los espíritus enemigos.) Hay que decir: “Espíritu de __________, ¡yo te mando en el nombre de Jesús que te vayas!” Haga esto con cada espíritu en la lista. (¡Una vez más, mejor asegurarse que lamentarse!)

 

Una nota con respecto a las manifestaciones: Durante la liberación, puede haber manifestaciones a medida que salgan los espíritus malignos, o a medida que luchan por aferrarse. Estas manifestaciones pueden ir desde muy leve a muy fuerte, dependiendo de la fuerza y del grado de control que el enemigo tenía en la vida de la persona. A veces hay simplemente el “sentido” de que algo se ha ido, con una sensación de ligereza, alegría o alivio. A veces hay manifestaciones como el bostezo, tos, o tensión de los músculos cuando los espíritus salen. A veces, la persona será incapaz de repetir la orden porque el espíritu empieza a manifestarse y tomar el control de ella. Ocasionalmente, los espíritus hablan a través de la persona y tratan de desafiarle a usted. En este caso, los miembros del equipo SOZO deberían simplemente tomar un mayor control y mandar directamente al espíritu que salga. En casos extremos, puede que la persona que está siendo liberado grite, tiemble, caiga, o incluso vomite durante la liberación. Si los espíritus quieren discutir o manifestarse mucho, los miembros del equipo deben utilizar la autoridad suficiente para atarlos, callarlos, y echarlos fuera.

 

SANIDAD INTERIOR

 

Cuando usted sienta que la liberación es completa (o completa por ahora…), es el momento para orar por la sanidad interior. Este proceso no debe precipitarse en ninguna forma. Los miembros del equipo volverán a examinar las raíces en el diagrama del Árbol del Rechazo. Hay que orar sistemáticamente a través de cada evento doloroso o traumático, cada relación problemática y cada experiencia de rechazo, pidiendo a Jesús que sane ese lugar en el corazón o en el alma de la persona. Pídale a Jesús que visite o toque la memoria y que la transforme con su Presencia. Pidan al Espíritu Santo que derrame el amor de Dios y Su poder sanador. Pídale al Señor específicamente que llene cualquier lugar en el corazón o alma de la persona que antes estaba ocupado o controlado por un espíritu maligno. Durante este proceso, hay un par de herramientas o principios que son particularmente potentes y eficaces. En primer lugar, tome tiempo para orar sobre cada memoria dolorosa y, a continuación, espere por un tiempo, orando suavemente en el Espíritu Santo. Permita que Dios inicie un tiempo de sanidad en aquel área. ¡No se apure! En segundo lugar, pídale a Jesús que hable con la persona. Pídale a Jesús que hable lo que Él quiere decirle acerca de ese evento o memoria… ¡y esperen tranquilamente! Con frecuencia, el Señor hablará algo a la persona, o le mostrará una visión, en un momento del tiempo, que le traerá sanidad o una nueva perspectiva. ¡Jesús realmente es el Sanador del quebrantado de corazón!

 

RENOVACIÒN DE LA MENTE

 

El paso final en el proceso es dar a la persona alguna “tarea”. Dele varios pasajes de las Escrituras que le ministren la verdad en su área de necesidad. Si él/ella ha sufrido profundos sentimientos de rechazo, dele versos que ministren el amor de Dios y la aceptación. Si fue atormentado por el miedo, dele versos que contrarrestan el miedo con la fe y el amor. Pídale que medite en estos versos a diario, memorizándolos, y que los verbalicen (confiesen) con regularidad, sobre todo cuando los desplazados demonios “ataquen” o cuando los viejos sentimientos resurgen. Este es un proceso que requiere perseverancia, porque Satanás odia perder el control, y él lucha para recuperar ese control. Además, nuestras mentes son criaturas de hábito. La programación mental necesita tiempo para cambiar. Tenemos que luchar por la victoria, transformando nuestras mentes con la verdad de Dios. Véase el Apéndice B para algunos versos sugeridos.

 

¿Más Sesiones?

 

Puede que sea necesario conducir más sesiones con algunas personas. Muchas veces no están suficientemente fuertes (espiritualmente o emocionalmente) para tratar con todas sus heridas a la vez. A veces las personas reciben liberación o sanidad en un área a la vez. A medida que ganen victoria en un área, ganan fuerzas para avanzar más.

 

Preguntas y Respuestas

 

P – ¿Podemos ministrar el bautismo con el Espíritu Santo a la gente en estas sesiones?

 

R – ¡SI! Después de la liberación es el tiempo perfecto para esto, si la persona lo desea.

 

P – ¿Podemos ministrar sanidad física en estas sesiones?

 

R – ¡SI! A veces la sanidad física se recibe más fácilmente después de un tiempo de arrepentimiento, liberación y sanidad interior.

 

P – ¿Podemos dar consejos sobre asuntos y decisiones personales en estas sesiones?

 

R – ¡NO! ¡Evite hacer eso! Sólo comparta principios bíblicos que se pueden aplicar a toda persona. Anímele que busque a Dios por sus decisiones personales. Cada creyente es responsable para ser guiado personalmente por el Espíritu de Dios. Advertencia: Si usted le da consejos para decisiones personales, usted será responsable por los resultados. Créame: ¡usted no quiere eso!

 

P – ¿Podemos compartir las historias y testimonios de otras personas para inspirar fe y entendimiento de este proceso de sanidad?

 

R – Sí, pero solamente si usted no revela la identidad de la otra persona sin conseguir su permiso.

 

P – ¿Que se puede hacer por la persona que sufre pesadillas?

 

R – Las pesadillas casi siempre revelan la presencia de un espíritu de temor. Haga preguntas – busque la “puerta abierta”. ¿Ha sufrido la persona un evento traumático? ¿Alguien o algo les ha causado sentir profundo temor como un niño? Mande que el espíritu de temor salga en el nombre de Jesús, y pide que el Señor le sane de cualquier evento o memoria traumática.

 

P – ¿Deberíamos dar nuestro número de teléfono u ofrecer más apoyo personal fuera de estas sesiones?

 

R – Si usted gusta, sí. Use su mejor juicio.

 

P – ¿Y qué si nos encontramos con algo más grande que podemos manejar?

 

R – Consulte la situación a su pastor.

 

P – ¿Qué pasa si alguien parece no estar haciendo progresos?

 

A – Ore por él/ella, y anímele. Incluso usted puede sentirse guiado a ayunar e interceder por su victoria, pero no lleve toda la carga por él/ella. Cada persona es responsable por su propio nivel de motivación, honestidad, y perseverancia.

 

 

Apéndice A – Lista y Descripción de Espíritus Raíces

 

  1. espíritu de enfermedad (Lucas 13:11) – enfermedad o debilidad crónica, condiciones médicas inusuales
  2. espíritu de cobardía, temor o miedo (2 Timoteo 1:7)inseguridad, preocupación, ansiedades, paranoia, locura, demencia
  3. espíritu de adivinación (Hechos 16:16-18) – drogas, hechicerías, astrología, adivinación, todo ocultismo
  4. espíritu de fornicaciones (Oseas 4:12) – fornicaciones y toda clase de inmoralidad sexual, pornografía, prostitución, lujuria, codicias de dinero o poder, idolatría
  5. espíritu de esclavitud (Romanos 8:15) – alcoholismo, toda clase de adicción, pérdida de dominio de sí mismo
  6. espíritu de altivez/soberbia (Proverbios 16:18-19) – soberbia, arrogancia, egoísmo, ser controlador, crítico, actitud de superioridad, contencioso, vanidoso
  7. espíritu perverso (Filipenses 2:15) – toda clase de sexualidad antinatural tal como el homosexualismo, bestialidad, pedofilia, toda clase de doctrina falsa
  8. espíritu del anticristo (1 Juan 4:3)la nueva era o religiones orientales, ateísmo, intelectualismo, persecución de Cristianos y Cristianismo, blasfemia
  9. espíritu mudo y sordo (Marcos 9:25-27) – sordera, mudez, convulsiones, epilepsia
  10. espíritu angustiado (Isaías 61:3) – desesperación, depresión, desesperanza, desánimo y tristeza crónica
  11. espíritu de mentira (2 Crónicas 18:22) – mentiras, decepciones, exageraciones, necedades, espíritus religiosos, acusaciones, maldiciones y palabras destructivas
  12. espíritu de celos (Números 5:14) – auspicien, celos, ira, coraje, acusaciones, espíritu competitivo, inhabilidad de confiar en otros, dureza de corazón, contenciones, crueldad, odio
  13. espíritu de estupor (Romanos 11:8) – ceguera espiritual, flojera, fracaso, pasividad
  14. espíritu de error (1 Juan 4:6) – doctrinas falsas, sistema de creencia falsa, religiones falsas, confusión

 

Otros espíritus

 

El espíritu de trauma – Este espíritu se pega a las personas en el momento de un evento traumático, y les lleva a revivir el trauma una y otra vez. ¡Échelo fuera!

 

El espíritu de hechicería – Cualquier persona que ha participado en el ocultismo en cualquier forma debe renunciar y echar fuera a este espíritu junto con el espíritu de adivinación.

 

El espíritu de vergüenza o pena – Personas que han cometido pecados sexuales o que han sufrido victimización sexual a menudo tienen un espíritu de vergüenza o pena que les atormenta con la vergüenza de ese evento. ¡Échelo fuera!

 

El espíritu religioso – Este espíritu engañosamente intenta suplantar al Espíritu Santo. La persona con este espíritu se cree más espiritual que los demás. Las personas que han participado en sectas falsas a menudo tienen un espíritu religioso y necesitan renunciarlo. Espíritus religiosos también causan legalismo, soberbia religiosa, religiosidad extraña o conducta rara. ¡Échelo fuera!

 

El espíritu de rechazo – Siempre eche fuera el espíritu de rechazo, y con ello el espíritu de la percepción de rechazo y el miedo al rechazo. La percepción de rechazo es un filtro que causa que la persona reinterprete todas las comunicaciones como si fueran rechazo, ¡incluso si no lo es! ¡Demonio mentiroso y apestoso! El miedo al rechazo crea una expectación de más rechazo, como una profecía auto cumplida.

Apéndice B – Versos Sugeridos Para Renovar la Mente

 

Versos para contrarrestar le mentira de rechazo:

 

Jeremías 31:3  Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.

1 John 4:16-18  Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo. En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

1 John 3:1  Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.

 

2 Timothy 1:7  Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

 

Efesios 3:14-19   Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

 

Efesios 1:6  … para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado

 

Mark 1:11  Y vino una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.

 

Éxodo 19:5  Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.

 

Deuteronomio 7:6  Porque tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios; Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra.

 

Deuteronomio 14:2  Porque eres pueblo santo a Jehová tu Dios, y Jehová te ha escogido para que le seas un pueblo único de entre todos los pueblos que están sobre la tierra.

 

Isaías 49:15  ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.

 

Salmo 27:10  Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, Jehová me recogerá.

 

Versos para contrarrestar el espíritu de temor:

 

1 John 4:18  En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

 

2 Timothy 1:6-7   Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Hebreos 2:14-15   Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

Romanos 8:15  Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

 

Lucas 12:7  Pues aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos.

 

Isaías 41:10  No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

 

Isaías 41:13  Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.

 

Deuteronomio 31:8  Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.

 

Mark 5:36  Pero Jesús, luego que oyó lo que se decía, dijo al principal de la sinagoga: No temas, cree solamente.

 

Lucas 1:74  Que, librados de nuestros enemigos, sin temor le serviríamos

 

Versos para superar la ira y la amargura:

 

Efesios 4:29-5:2  Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.

 

Lucas 23:34  Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes.

 

Lucas 11:4  Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.

 

Versos para superar la depresión:

 

Isaías 61:3  a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.

 

Efesios 5:20  …dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

 

1Thessalonians 5:18  Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

 

Nehemías 8:10  Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.